Síntomas y causas de la mala circulación sanguínea

Resumen:

  1. La mala circulación no es una condición en sí misma. Es el resultado de otros problemas de salud.
  2. Los síntomas comunes incluyen hormigueo, entumecimiento y dolor palpitante o picante en sus extremidades.
  3. Cuando son capturadas temprano, las enfermedades que conducen a la mala circulación son tratables.

El sistema de circulación de su cuerpo es responsable de enviar sangre, oxígeno y nutrientes a través de su cuerpo. Cuando el flujo de sangre a una parte específica de su cuerpo se reduce, usted puede experimentar los síntomas de mala circulación. La mala circulación es más común en las extremidades, como las piernas y los brazos.

La mala circulación no es una condición en sí misma. En su lugar, resulta de otros problemas de salud. Por lo tanto, es importante tratar las causas subyacentes, en lugar de sólo los síntomas. Varias condiciones pueden conducir a la mala circulación. Las causas más comunes incluyen obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y problemas arteriales.

Síntomas de mala circulación

 Los síntomas más comunes de mala circulación incluyen:
  • estremecimiento
  • entumecimiento
  • Dolor palpitante o picante en sus extremidades
  • dolor
  • calambres musculares

Cada condición que podría conducir a la mala circulación también puede causar síntomas únicos. Por ejemplo, las personas con enfermedad arterial periférica pueden tener disfunción eréctil junto con dolor típico, entumecimiento y hormigueo.

Causas de la mala circulación

 Existen varias causas de mala circulación.

Enfermedad arterial periférica

La enfermedad arterial periférica (DAP) puede conducir a una mala circulación en las piernas. PAD es una afección circulatoria que causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos y arterias. En una condición asociada llamada aterosclerosis, las arterias se endurecen debido a la acumulación de placa en las arterias y los vasos sanguíneos. Ambas condiciones disminuyen el flujo sanguíneo a las extremidades y pueden causar dolor.

Con el tiempo, la reducción del flujo sanguíneo en las extremidades puede causar:

  • entumecimiento
  • estremecimiento
  • daño en el nervio
  • daño al tejido

Si no se trata, el flujo sanguíneo reducido y la placa en las arterias carótidas pueden provocar un derrame cerebral. Las arterias carótidas son los principales vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. Si la acumulación de placa se produce en las arterias de su corazón, usted está en riesgo de tener un ataque al corazón.

El PAD es más común en adultos mayores de 50 años, pero también puede ocurrir en personas más jóvenes. Las personas que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollar PAD temprano en la vida.

Coágulos de sangre

Los coágulos de sangre bloquean el flujo de sangre, ya sea parcial o totalmente. Pueden desarrollarse casi en cualquier parte de su cuerpo, pero un coágulo de sangre que se desarrolla en sus brazos o piernas puede conducir a problemas de circulación.

Los coágulos de sangre se pueden desarrollar por una variedad de razones, y pueden ser peligrosos. Si un coágulo de sangre en su pierna se rompe, puede pasar a través de otras partes de su cuerpo, incluyendo su corazón o pulmones. También puede conducir a un derrame cerebral. Cuando esto sucede, los resultados pueden ser graves, o incluso mortales. Si se descubre antes de que cause un problema mayor, un coágulo de sangre a menudo puede ser tratado con éxito.

Venas varicosas

Las venas varicosas son venas agrandadas causadas por la falla de la válvula. Las venas aparecen nudosas y engorged, y se encuentran más a menudo en la parte posterior de las piernas. Las venas dañadas no pueden mover la sangre tan eficientemente como otras venas, por lo que la mala circulación puede convertirse en un problema. Aunque es raro, las venas varicosas también pueden causar coágulos de sangre.

Sus genes en gran medida determinar si usted va a desarrollar venas varicosas. Si un familiar tiene venas varicosas, su riesgo es mayor. Las mujeres también tienen más probabilidades de desarrollarlas, al igual que las personas con sobrepeso u obesidad.

Diabetes

Usted puede pensar que la diabetes sólo afecta su azúcar en la sangre, pero también puede causar mala circulación en ciertas áreas de su cuerpo. Esto incluye calambres en las piernas, así como dolor en las pantorrillas, los muslos o las nalgas. Este calambre puede ser especialmente malo cuando estás físicamente activo. Las personas con diabetes avanzada pueden tener dificultades para detectar los signos de mala circulación. Esto se debe a que la neuropatía diabética puede causar sensación reducida en las extremidades.

La diabetes también puede causar problemas en el corazón y los vasos sanguíneos. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de aterosclerosis, presión arterial alta y enfermedades del corazón.

Obesidad

Llevar alrededor de kilos de más pone una carga en su cuerpo. Si tiene sobrepeso, estar sentado o de pie durante horas puede causar problemas de circulación.

El sobrepeso o la obesidad también lo pone en un mayor riesgo de muchas otras causas de mala circulación, incluyendo las venas varicosas y los problemas de los vasos sanguíneos.

Enfermedad de Raynaud

Las personas que experimentan las manos y los pies fríos crónicos pueden tener una condición llamada enfermedad de Raynaud. Esta enfermedad hace que las arterias pequeñas en las manos y dedos de los pies se estrechen. Las arterias estrechas son menos capaces de mover la sangre a través de su cuerpo, por lo que puede comenzar a experimentar síntomas de mala circulación. Los síntomas de la enfermedad de Raynaud comúnmente ocurren cuando usted está en temperaturas frías o se siente inusualmente estresado.

Otras áreas de su cuerpo pueden ser afectadas además de los dedos de las manos y los pies. Algunas personas tendrán síntomas en sus labios, nariz, pezones y orejas.

Las mujeres son más propensas a desarrollar la enfermedad de Raynaud. Además, las personas que viven en climas más fríos son más propensos a tenerlo.

Diagnosticar la mala circulación

Dado que la mala circulación es sintomática de numerosas afecciones, el diagnóstico de la enfermedad ayudará a su médico a diagnosticar los síntomas. Es importante primero revelar cualquier historia familiar conocida de mala circulación y cualquier enfermedad relacionada. Esto puede ayudar a su médico a evaluar mejor sus factores de riesgo, así como determinar qué pruebas diagnósticas son las más apropiadas.

Aparte de un examen físico para detectar dolor e hinchazón, su médico puede ordenar:

  • Un análisis de sangre de anticuerpos para detectar condiciones inflamatorias, como la enfermedad de Raynaud
  • Una prueba de azúcar en la sangre para la diabetes
  • Análisis de sangre para buscar altos niveles de dímero D en el caso de un coágulo de sangre
  • Una ecografía o tomografía computarizada
  • Pruebas de presión arterial incluyendo pruebas de las piernas

Tratar la mala circulación

El tratamiento para la mala circulación depende de la condición que lo causa. Los métodos pueden incluir:

  • Calcetines de compresión para piernas dolorosas e hinchadas
  • Programa de ejercicio especial recomendado por su médico para aumentar la circulación
  • Insulina para la diabetes
  • Cirugía de láser o endoscópica para venas varicosas

Los medicamentos pueden incluir fármacos que disuelven el coágulo, así como anticoagulantes dependiendo de su afección. Los bloqueadores alfa y los bloqueadores de los canales de calcio se utilizan para tratar la enfermedad de Raynaud.

¿Cuál es la pronóstico?

Usted debe discutir los posibles síntomas de mala circulación con su médico. Si usted está teniendo síntomas incómodos, pueden señalar una condición subyacente. Las condiciones no tratadas pueden provocar complicaciones graves. Su médico trabajará para determinar la causa de su mala circulación y tratar el problema subyacente.

Cuando son capturados temprano, las enfermedades que conducen a la mala circulación son tratables. Si no se trata, la mala circulación puede indicar que la enfermedad está en un estado progresivo. Las complicaciones que amenazan la vida, como coágulos de sangre sueltos, también pueden ocurrir si la condición no se trata adecuadamente. Trabaje con su médico para comenzar un plan de tratamiento integral que también incluya un estilo de vida saludable.

Posted by / febrero 14, 2017
Posted in
Salud