Origen e historia del frito mallorquín. ¿De dónde viene?

El frito mallorquín (en catalán: frit mallorquí) es un sabroso y gustoso plato elaborado típicamente en Mallorca. Su fundamento principal es la carne: mayoritariamente de cerdo, pero también se puede elaborar con cordero, pollo e incluso marisco. Su elaboración varía bastante en una zona u otra o dependiendo de la estación del año.

Imagen de un frito mallorquín

Frito mallorquín

Muy conocidos son: el frit de rates (originario de Sa Pobla y elaborado con piezas de cacería), el frit de matances, cuya temporada es otoño/invierno y elaborado coincidiendo con las tradicionales matances mallorquines, el frit de sang (muy famoso en Tramuntana), el frit variat que podemos encontrar en los bares más auténticos de la isla y el frit mariner (o frito de marisco), más frecuente en verano ya que se trata de un plato más ligero.

Su origen es semita: tiene muchas similitudes con platos de la cocina árabe y judía. Y si buscamos sus primeras recetas, éstas aparecen en libros/recetarios antiguos del siglo XIV, como por ejemplo el libro de Sent Soví e incluyen instrucciones bastante precisas:

Se incluirán únicamente vísceras de cordero, hinojo, cebolla y en algunos casos, habas tiernas. Lógicamente, aún no se había descubierto América y no se conocían ingredientes hoy en dia muy famosos como la patata o los pimientos. Éstos fueron incorporados al frito mallorquín durante el siglo XVIII.

Otras publicaciones que hablan de este tradicional plato de la gastronomía mallorquina son: Llibre del coch (año 1520), “El coch instruit en fer aguiats, pastes i confitures” del padre Jaume Martí, OSA (Felanitx,. 1785) o “Cuina Mallorquina” (año 1886), de Pedro de Alcántara Penya.

¿Quieres aprender y degustar varias recetas? No te pierdas el portal especializado en recetas de frito mallorquín (frit mallorquí): las encontrarás en todas sus variantes, bien documentadas y con ingredientes muy fáciles de encontrar.

Ah! Un secreto: para nuestro gusto, el frito sabe mejor el día siguiente de su elaboración.

¡Bon profit!